Translate

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Roberto Firmino, el mediapunta con alma de delantero




Nombre: Roberto Firmino

Fecha de nacimiento: 02-10-1991  (23 años)
Lugar de nacimiento: Maceió, Brasil
Posición: Mediapunta
Carrera profesional: Figueirense FC: 1 temporada; TSG 1899 Hoffenheim: 5nta temporada
__________________

Roberto Firmino es uno de los jugadores de moda.  Tras firmar una fantástica campaña el año pasado (marcó 15 goles en la Bundesliga) y empezar igual de fuerte en ésta (lo que le ha valido para entrar en las convocatorias de Dunga), el futbolista brasileño es hoy día uno de los mejores de la máxima división del fútbol alemán.

Firmino es un mediapunta con mentalidad de segundo delantero.  Sus extraordinarias cifras de goles no suelen ser habituales en futbolistas que jueguen detrás del punta y que, por tanto, no pisan con frecuencia el área sino que se encargan de filtrar balones a ese espacio o, como mucho, probar alguna vez a marcar desde lejos.  Por el contrario, si vemos un recopilatorio de los tantos anotados por el brasileño podremos observar que sólo una pequeña parte de ellos vienen de disparos lejanos, ya que la mayoría los transforma cómo un delantero de toda la vida: o entrando en el área con la pelota, o desmarcándose y finalizando tras un pase de algún compañero, o rematando un centro después de internarse en el área para ello.  Su lectura del juego es brillante, tanto cuándo no posee el balón (se desmarca muy inteligentemente, sabe cuando debe caer a las bandas e intuye con suma precisión los posibles despistes de los jugadores del equipo contrario) como cuando éste está en su poder (da casi tantas asistencias como goles marca, que no son pocos).  En lo físico, parece una bala sin serlo gracias a su ya comentada habilidad en la colocación y en la ruptura posicional, con la que se impone en carrera a los centrales constantemente.  Sus prestaciones en el juego aéreo, sin ser excelentes, son inusuales entre los jugadores de su posición.  También domina el regate y la conducción (da una sensación de bastante seguridad efectuándola, y sobre todo, sabe cuando debe soltar el balón), características que sumadas a sus virtudes en el posicionamiento y su visión del último pase le convierten en un magnífico director de transiciones defensa-ataque.  Sorprende muchísimo también su elevadísima media de robos de balón por partido, muy por encima de lo que es normal en jugadores cuya demarcación es la mediapunta.  La mayoría de ellos se dan después de que el brasileño sorprenda presionando desde atrás la espalda del rival poseedor de la pelota.  Si no consigue quitársela al primer intento y aquel se empeña en conducir hacia adelante, Firmino le persigue hasta que él mismo o un compañero suyo consigue su cometido.  La jugada es una fantástico ejemplo de que Roberto, además de ser bueno en lo técnico, es un jugador muy sacrificado.

Se dijo el verano pasado que el Atlético de Madrid estuvo de cerca de contratarle, pero finalmente el traspaso no prosperó y sigue siendo propiedad del Hoffenheim.  Sus características le hacían propicio para la táctica que por lo menos siguió el equipo colchonero el año pasado (en el actual cada vez se sienten más seguros con la posesión).
Su valor crece de la mano de sus buenas actuaciones, tanto con el equipo alemán como con el seleccionado brasileño, y su futuro, estará ligado a algún equipo de mayor entidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada